DNA Strand

La enfermedad de Johne o paratuberculosis es causada por Mycobacterium avium subespecie paratuberculosis (MAP). La enfermedad se caracteriza por inflamación entérica crónica debilitante en rumiantes y causa importantes pérdidas económicas a las industrias ganaderas en todo el mundo. Los esfuerzos de radicación han sido obstaculizados por el hecho de que es muy difícil detectar la presencia de MAP durante la infección temprana.

La progresión de la enfermedad suele ser muy lenta, por lo que la fase temprana subclínica de la enfermedad puede durar años. Durante este tiempo, sin embargo, MAP sigue siendo excretada en la materia fecal del animal y puede contaminar fácilmente el medio ambiente. El ganado joven lactante corre un riesgo muy alto de infectarse, ya sea a través de materias fecales contaminadas en los pezones o a través de MAP siendo excretada en la leche.

Durante las primeras fases de la enfermedad, las pérdidas de producción incluyen disminución de la producción de leche, disminución de la fertilidad y mayores tasas de sacrificio prematuro. Los signos más prominentes de la enfermedad de Johne (diarrea incurable y pérdida de peso hasta emaciación y muerte) no ocurren hasta más tarde en el progreso de la enfermedad. En esa etapa, más bacterias MAP están siendo excretadas a través de las heces al medio ambiente y los animales infectados comienzan a desarrollar anticuerpos en la sangre para combatir las bacterias.

Neogen® ofrece dos pruebas diferentes para detectar la presencia de MAP en las instalaciones:

  1. Detección de MAP. Esta prueba utiliza la metodología de reacción en cadena de polimerasa (PCR). La detección de MAP puede realizarse en la muestra fecal del animal individual o en una muestra compuesta fecal del medio ambiente cuando se sospecha la presencia de MAP. Actualmente, el método PCR se considera el método de detección más sensible disponible que puede alcanzar una sensibilidad diagnóstica de hasta el 96%. El método PCR es mucho más rápido que el método de detección alternativo por cultivo.

  2. Detección de los anticuerpos contra MAP. Esto es una prueba ELISA (ensayo inmunoabsorbente ligado a enzimas). La detección de la presencia de anticuerpos significa que el animal ha estado expuesto a MAP por un tiempo. Usualmente, mientras más avanzada esta la enfermedad, más fácilmente y con seguridad los anticuerpos pueden ser detectados. La prueba ELISA es una herramienta de detección muy útil y asequible para evaluar el estado del anticuerpo MAP en un rebaño. Una vez que los títulos de anticuerpos se han encontrado, ya sea en la sangre o en la leche, se recomienda el seguimiento con pruebas PCR para identificar los animales individuales que realmente están excretando MAP.

Tanto la detección de MAP como la prueba de detección de anticuerpos que Neogen ofrece están certificadas por el Laboratorio Nacional de Servicios Veterinarios (NVSL), el laboratorio federal de referencia para pruebas de enfermedades animales. Dado que solo alrededor del 10% de los animales infectados progresan hasta las etapas más avanzadas de la enfermedad, con una alta excreción de MAP y altos niveles de anticuerpos, se puede presumir que para cada animal en el que se detectó MAP, hay muchos más animales en las instalaciones infectados subclínicamente que aún no muestran signos evidentes.

El ensayo de control de NVSL es administrado como parte del Programa de Control Voluntario de la Enfermedad de Johne. Estados individuales pueden tener programas voluntarios de control de la enfermedad de Johne, con algunos capaces de subsidiar las pruebas. Una parte muy valiosa de estos programas son los "rebaños con pruebas negativas". Este programa incluye varios niveles de estado, que representan los niveles de certeza de que el rebaño está libre de la enfermedad de Johne. Si bien esto no es una garantía, el estado más alto viene con un alto grado de certeza y representa una adición de valor al rebaño.

Información del producto

Consulte con su representante local sobre la disponibilidad de estos productos en su región.